lunes, 14 de agosto de 2017

MI HUMILDE MORADA: LOS AVANCES DE LA OBRA

Muy buenos días a todos. Sé que ando algo de desaparecida pero es que entre que no tengo muchas ideas, que hace mucho calor y esto está bastante desierto, y que tengo poco tiempo porque mis días se resumen en trabajar y salir corriendo a Ikea, o a Brico Depot, o en definitiva a algo relacionado con la obra y el piso, pues no me estoy dejando caer mucho por aquí.

Os diré que la obra ya está bastante encarrilada y que no os preocupeis porque estoy haciendo fotos para que podáis ver la transición entre el antes y el después. Ya está hecha la reforma de fontanería y casi terminada del todo la de la electricidad, la cocina está prácticamente alicatada, y también mi baño, porque en el segundo dormitorio destinado en principio a alquilar, había un gran armario vestidor que íbamos a tirar para agrandar la ventana, y entonces a mi padre se le ocurrió sacar de ahí un baño pequeñito para que la persona que alquilara tuviera el suyo propio. Debo confesaros que lo miré con cara de "tú estás fatal" pero hoy en día el baño #2 ya es una realidad porque hay pared, tuberías y puntos de electricidad. Como nunca vimos esa habitación en origen (sin armario) siempre la vimos larga, y ahora sigue siendo igual de larga pero más funcional (que dirían en tu casa a juicio). 


Ahí podéis ver perfectamente el vestidor (aunque no se aprecia su profundidad creedme que lo era). Además la pared que separa el baño de la habitación será donde vaya colocado el armario: un pax de tres cuerpos de Ikea que mi hermana va a sustituir por muebles a medida para el cuarto de polluelo y tiene a bien darme. En el resto de la casa ya están colocados los premarcos de todas las puertas (incluída la de este baño y la de la cocina que va corredera), la preinstalación del aire acondicionado terminando, el alisado de paredes en proceso, y la sustitución de la ventana del salón en camino.

Mientras tanto yo no he perdido el tiempo: a finales de julio fui a Ikea y compré un sofá y dos sillones, eran el modelo que yo vi desde un principio PERO resulta que en color beige eran más baratos (considerablemente) así que arramplé con las tres cosas después de sentarnos y comprobar que eran super cómodos. Decidimos que contrataríamos transporte y tras saber que tienen servicio de almacenamiento y que 15 días cuesta 15€ pagué 30 por un mes.




Tuve suerte porque teóricamente estaba más barato el sofá, no los sillones pero pillé una bajada de precio de 50€ en cada sillón (menos mal que soy previsora y todo esto lo había visto el día antes en mi casa). Acababa de llegar a Ikea y en cinco minutos tenía sofá, sillones, transporte y un mes de almacenamiento.

La segunda parada y el principal motivo de mi visita a ikea en esa semana eran las camas: había un combo de canapé abatible + colchón  tirado de precio. Me habló de la oferta una amiga de la playa que también está en reformas y a mí me faltó tiempo, con lo que me gusta una ganga. Había varios modelos de colchones a elegir y varias medidas. Escogí 150x190 y el colchón del que me había hablado mi hermana: por lo visto lo tienen su cuñada y varias vecinas y están encantadas, y hasta ella quería comprárselo. Parece ser que está el 4º en la lista de calidad en la OCU y es de muelles ensacados. En este punto miré a mi hermana con cara de que me estaba hablando en chino y me lo explicó en castellano: resulta que el colchón es de muelles pero cada muelle está reforzado con viscoelástica.

Total que yo llegué allí y esperé mi turno mientras vi que tenían allí expuesto el canapé y colchón de la oferta. Lo estuve viendo con mis padres, me tocó el turno, la chica me dijo que probara a levantar el canapé, está un pelín duro pero es unos segundos y ya sube solo, para bajar lo mismo, lo hice varias veces para convencerme y le pregunté a la chica si el colchón era el firme o el medio. Me dijo que el firme y que me tumbara y obedecí. Aquello tenía una pinta.... total que le dije a la chica que quería la medida de 1,50 en tono blanco y allá que me fui a los armarios:






 Cogí turno en la sección de armarios y me tocó pronto: el chico se pensó que se iba a tener que poner a diseñar cuando yo lo tenía todo más claro que el  agua y las puertas más que decididas. Al pobre mío le tocó cerrar pedido y añadirme transporte y almacenaje que no lo había hecho nunca. Le advertí como me dijo la chica de la sección de camas que el precio del canapé y colchón estaba por separado y no con el combo y me ofreció pagar allí y ahorrarme pasar por caja. Efectivamente al pasar la tarjeta Ikea Family se aplicó el descuento, y todo quedó solucionado tras unos cuantos mareos por parte del chico con el señor ordenador.

Y entonces llegamos al menaje de cocina y cogimos un carro: habemus vajilla en verde claro, cubiertos, vasos y copas. Me fui a casa más feliz que una perdiz con mis compras. El menaje nos lo trajimos, lo otro lo traen el día 25. 

Otro día fuimos a El corte inglés para que yo gastara la tarjeta que Endesa tuvo a bien regalarnos en Navidad: no me pueden gustar más los descuentos que hace esta tienda, tenía todo en torno al 60%: compré una colcha ideal y dos juegos de sábanas más una funda nórdica (todo 100% algodón). A las dos semanas fui con mi madre a por otra funda nórdica (viendo que estaban tiradas de precio) y de paso me traje un juego de toallas, paños de cocina, un ofertón de 2 almohadas, y dos sartenes. A estás alturas de la película me super encanta la idea de que me hayan pillado las rebajas porque estoy bicheando para encontrar gangas, pero como las encuentre allá que voy (montar una casa es un dineral y se agradece irte ahorrando de aquí y de allá).

 También he comprado online el termo eléctrico: resulta que yo no lo quería redondo porque abultan mucho, y el albañil me comentó que los había cuadraditos, me puse a investigar y di con uno perfecto en Leroy Merlín pero era carísimo. Así que busqué ofertas en concreto del modelo y ya lo tengo en el piso en medio del salón, me he ahorrado 85€. Me encantan las medidas: 47,6 de ancho X 48,9 de fondo X 76 de alto. Confío poderlo camuflar tras un mueble de cocina a medida, porque los 80 litros son a lo largo, y vaya si es largo el jodío.

Hubo que ir a Brico depot a por el suelo, azulejos y sanitarios, y volvimos al día siguiente porque salía una oferta. Nos llevamos el mismo suelo pero de oferta, unos azulejos de oferta para la cocina, otros para mi baño, el plato de ducha en pizarra negra porque era otra oferta, la mampara, el wc y el bidé. El lavabo y el mueble están en el salón haciendo compañía al termo, vi una ganga aquí en el barrio de lavabo+mueble color blanco con tres cajones, y menos mal que el piso es amplio está vacío y tiene patio, porque parece un almacen de baldosas y sanitarios. En esta semana hemos de volver a brico depot a por los azulejos y sanitarios del baño #2.

En definitiva que esto marcha y mi ajuar crece a pasos agigantados. Es cansado y pesado pero al mismo tiempo lo estoy disfrutando muchísimo con la mayor de las ilusiones.

¿Qué os parece todo?


6 comentarios:

  1. Lo del segundo baño me parece lo mejor. Alquiles o no la habitación, un baño más nunca sobra. yo vivo sola, tengo dos y no me importaría trener 3. me encantan los baños, me parece un lujo tenerlos... igual es absurdo, pero me gustan!
    La casa pinta muy bien, ten un poco de paciencia que ya ha pasado lo peor :)
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mí ahora la idea del baño me gusta, creo que va a quedar genial y que como dices será útil. De haberlo sabido igual me hubiera planteado dejar la bañera en mi baño pero Bueno, aún así creo que va a quedar muy bien.

      Y sí, yo quiero pensar que ya ha pasado lo peor y cada día falta un poco menos.

      Un besito

      Eliminar
  2. Opino como Naar, un segundo baño es una gran idea.
    A mí me encanta estrenar casa y cosas pero pienso en obras y me dan males, ufffff.
    En mi caso la electricidad la hizo mi marido, que entre otras cosas es electricista, y la fontanería también porque aunque no tiene título sabe y entre él y mi padre hicieron mucho, y otras cosas ya estaban, la verdad. En realidad a nosotros lo que nos salió más caro pero consideré imprescindible fueron las ventanas, es un piso antiguo y son enormes, se fue un dineral muy fuerte pero las originales eran de madera y no encajaban bien y no es plan. Recuerdo la rabia que me daba gastar ese dinero, podría haber ido de vacaciones unos 15 días más, jejejeje, porque ese es mi problema, en viajar no me duele y en una ventana sí, no tengo arreglo.
    Besos y a disfrutar que es una etapa muy chula, estoy deseando ver fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he sustituido la ventana del salón que estaba viejiísima y deteriorada y la del segundo dormitorio porque vamos a agrandar la ventana. El resto están bien así que vamos a aprovecharlas. Es un dinero pero creo que el momento de hacerlo es ahora.

      Un besito

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Pues como ves, esto va vieno en popa así que habrá noticias :)

      Eliminar