lunes, 28 de agosto de 2017

Y DEFINITIVAMENTE RESPIRAMOS...

Muy buenos días de lunes, ¿qué tal estáis? Arrancamos la recta final de agosto y también de la obra con la mayor de las ilusiones. Sé que estáis deseando ver fotos y pronto podréis verlas, ya falta menos. Ikea me trajo la compra que hice y encargué un mueble modular para el salón. En esta semana encargo la mesa del salón y comenzamos a ver cocinas. Si Dios quiere en unas dos semanas la obra habrá terminado (seguimos apurando al máximo rebajas y descuentos para hacer compras).

Pero el motivo de hoy no es ni mucho menos relacionado con el piso. ¿Recordáis a principios de verano que os comenté que estábamos a la espera de que a mi padre le hiciesen un TAC? Pues se lo hicieron. Se lo hizo un médico que no era el que le intervino porque éste estaba de vacaciones, pero querían ganar tiempo. En el TAC no vieron absolutamente nada de nada pero querían hacer una biopsia para descartar que quedara alguna célula o tejido maligno por ahí perdido. Le dieron la cita rapidísimo y le hicieron la preanestesia en un par de días. Había una particularidad y es que la zona donde ha tenido todo es muy delicada, por tanto prefirieron dormirlo para trabajar más cómodamente y que él estuviera menos dolorido.

Pues bien, llegó el día y le hicieron la biopsia por la mañana. Lo citaron a primera hora y más o menos a media mañana se lo llevaron. Tardaron muy poquito y lo subieron a planta. Y ya ese mismo día por la noche le dieron el alta. estuvo muy dolorido los días posteriores y le dijeron que era normal. Ya el 25 de agosto por la mañana tenía revisión con su médico. Fueron con él mi madre y el  amigo de la familia que le operó en noviembre, y el resultado es que efectivamente confirmaron que no había ni rastro de malignidad y todo había salido perfecto¡¡. Estábamos muy preocupados, porque él sigue teniendo mucho dolor a día de hoy y no queríamos hacernos ilusiones. Yo particularmente estaba ahí cauta, esperando a ver qué decían. Le han dicho que al ser una zona tan complicada tendrá que estar muy controlado y que le va a seguir doliendo, el dolor es normal debido a la bestialidad de sesiones de radioterapia recibidas (necesarias por supuesto). Cuando vi el whatsapp en el trabajo, no pude evitar que mis ojos se aguarán, tanto dolor como él había pasado (y sigue pasando) al menos ha merecido la pena.

Estábamos todos tan contentos que mi hermano vino ayer domingo y comimos todos juntos para celebrarlo¡¡

Una vez más quiero daros las GRACIAS de todo corazón por vuestro reconfortante apoyo, por alegraros conmigo y por animarme y escucharme en estos meses de incertidumbre. SE OS QUIERE.

9 comentarios:

  1. Ufffff, menudo alivio.
    Me alegro muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un alivio tremendo... muchísimas gracias Gema

      Eliminar
  2. ¡Cuánto me alegro, guapa! Ya te dije que todo iba a ir fenomenal. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podíamos evitar ser cautos y no ilusionarnos por si acaso. Mil gracias.

      Un besito

      Eliminar
  3. Qué bien!!! Ahora toca descansar y disfrutar ya sin miedo en el cuerpo! Me alegro muchísimo de que todo haya salido bien.

    Un besazo reina!!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro mucho! Las buenas noticias hay que celebrarlas. Ya ha quedado todo como un sueño feo... ahora a mirar para delante con ilusión.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilusión ya está adherida a mí desde hace un tiempo para acá, lo que pasa que ahora es una ilusión plena.

      Un besito y muchas gracias

      Eliminar