miércoles, 25 de noviembre de 2015

REDESCUBRIENDO A MI MADRE

Buenos días a todos. Hoy me apetece hablaros de uno de los pilares de mi vida, nada menos que quien me la dio: mi madre. Me he dado cuenta de que mi padre sale mucho más por aquí y al principio de este blog (en esta entrada y también en esta otra) le dediqué dos entradas, así que hoy le toca el turno a ella.

Si la tuviera que definir con una sola palabra sería: generosidad. Mi madre lo da todo por y para los demás y siempre está ahí cuando la necesitas o necesitas algo de ella. Nunca piensa en ella y nunca dice si está cansada o le duele algo. Siempre me dice que ella era tan sensible y tan llorona como yo, pero que la vida la fue endureciendo, y que uno de los momentos más duros que ha vivido fue todo lo que sucedió cuando yo nací, ahí hubo un antes y un después en su vida y dice que lloró tantísimo y tenía tanto miedo que a partir de entonces fue como si sus ojos se hubiesen secado y las lágrimas se le hubiesen acabado... A partir de ahí le costaba muchísimo llorar y se le formaba un nudo de angustia y ansiedad en el estómago que no se deshacía.... En todos los momentos de mi infancia y mi niñez cuando me pongo a recordar, mi madre está ahí: venía conmigo a TODAS y cada una de mis revisiones médicas, me hacía ejercicios de gimnasia en casa cuando yo era un bebé y me moría de risa y me lo tomaba como un juego, me cantaba para dormirme (unas canciones que han ido pasando de generación en generación y que ahora aún le canta a polluelo), me llevaba a natación y se tragaba toda la hora conmigo allí viéndome nadar.....

No tengo palabras, la verdad es que mi madre y yo tenemos una unión tan fuerte, que es como una prolongación de mí. Es una mujer valiente, segura, trabajadora, sin miedos, con un gran don de gentes y todo el mundo la quiere... Mi madre ha sido y es una gran madre y una gran abuela, y creo que es porque necesita corregir esa ausencia de madre que ella ha tenido y por ende nosotros de abuela, es la madre y la abuela que yo creo que le hubiese gustado que hubiese sido la suya, y si alguna vez soy madre, me gustaría ser como ella: que parece que todo lo sabe, que todo lo puede y que todo lo hace bien... Incluso ahora en mi vida adulta mi madre sigue estando ahí: comprándome ropa cuando ve algo que sabe que me gusta (luego yo se lo pago), acompañándome a todas partes (eso es algo que hacemos mutuamente, yo con ella y ella conmigo), sentándose a mi lado en el sofá y cogiéndome las manos para calentármelas. Escribiendo esto me doy cuenta que aún de adulta sigo necesitando a mi madre y me gusta necesitarla... Intenta darme mi espacio y respetar mis decisiones y es algo que le ha costado menos que a Arguipaco, tenemos un feeling especial de siempre, yo creo que quizás sigue habiendo entre nosotras un "cordón umbilical imaginario" que nos va a unir siempre. Se muere de risa con las tonterías que le cuento (porque yo soy muy payasa) y le gusta mucho compartir tiempo conmigo.

Arguipaco es bastante solitario y muy suyo para sus cosas, así que muchas veces mi madre y yo vamos al cine, o de tiendas o paseamos mientras arreglamos el mundo un rato. Y aunque es verdad que soy muy afín a mi padre para muchas cosas y que mi padre conoce muy bien mis gustos culinarios, mi madre sabe perfectamente cuándo me pasa algo aunque no lo diga, y suele acertar en un 95% cuando me compra cosas o hace un regalo. Mi madre es una señora a la que jamás verás desarreglada o despeinada, se muere antes de salir así a la calle, ni siquiera a bajar la basura, es coqueta, se cuida, y le gusta ir siempre perfecta. A sus 62 años tiene una talla 38 y yo la encuentro estupenda. E. me dice siempre que tengo una madre con mucho estilo y muy moderna además de guapa...

Mi madre es MUY despistada y ella es la primera que se ríe de sí misma y sus despistes. Es la "Rompetechos" de la familia: tebeo que nos leía cuando éramos pequeños y que nunca podía terminar de leer porque acababa por los suelos llorando de la risa, decía que se imaginaba a ella misma cometiendo las mismas fechorías que el simpático muñeco. Es una médico frustrada: en una familia de la época con 7 hijos, la única carrera que mis abuelos podían pagarle era magisterio que a ella no le gustaba... Así que opositó, aprobó y a los 17 años abandonó su pueblo para irse a trabajar nada menos que a Barcelona, donde vivió 10 meses hasta que pudo venirse a Sevilla. A lo largo de sus más de 40 años de profesión como funcionaria de la Seguridad Social, mi madre ha pasado por varios departamentos, organismos, y ha ido promocionando hasta llegar a consolidar el nivel máximo que sus estudios le permitían. Gran amante de su trabajo y muy trabajadora, es una mujer culta y preparada que a pesar de no haber pasado por la universidad siempre ha tenido muchísimas inquietudes y necesidad de aprender. Ella no podía estarse quieta mucho tiempo en el mismo departamento: le gustaba ir cambiando y aprendiendo, y cuando sentía que el trabajo ya podía hacerlo tan bien que le aburría, pedía el cambio para seguir aprendiendo cosas nuevas.

¿Cómo abuela? Es un terremoto. A veces mi hermana se enfada con ella porque consiente TODO y no puede ser. Es de estas abuelas que se tira al suelo a jugar a los coches con polluelo, y salta a la comba con sus polluelas, y cuando vamos a casa de mi hermana, todos los niños vecinos de la urbanización, quieren jugar con ella y la saludan.Tiene una gran pena y es que ninguno de sus 3 hijos ni de sus 3 nietos, han sacado sus preciosos ojos azules (yo tengo sus ojos, pero mi mirada es marrón, a ve si mis hijos están por la labor). Fue abuela con 53 años, y cuando íbamos con polluela mayor por el parque alguna vez la confundieron con la madre de la niña... Ella muerta de risa e hinchada de orgullo decía "ya me han confundido con Ana Rosa" (Quintana, por aquello de su maternidad tardía). Y yo espero que Dios le dé una vida larga y saludable, y mis hijos puedan disfrutar de mi madre como lo hacen y han hecho mis sobrinos. Sin ninguna duda os digo que mi madre es lo más grande que tengo, y lo que más quiero en este mundo.

15 comentarios:

  1. Se ve que es una mujer culta, lo transmite. No sólo es guapa, sino también es elegante, fina y con clase. No desentonaría enseñando una mansión en el Hola como amiga de la Preysler.

    En serio, un día se lo dije a Saandry: "vaya madre elegante que tiene Soñadora".

    Luego, ya sabes, tú sales más a Arguipaco. Quien por cierto, tiene bigote ahahahahaha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja qué mamona eres!! Yo creo que de forma de ser me parezco mucho a Arguipaco pero físicamente creo que soy más de mi madre, y no, no me he depilado nunca el bigote así que a Arguipaco no salgo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!!!
    Ayyyyy qué entrada más preciosísima!!!!!
    Mi mami también tiene muchas inquietudes, y también ha consentido a mis hijos demasiado pero bueno...para eso es abuela!!!!
    La mía es muy muy activa, por eso sufro tanto al verla tan depre por lo de mi padre, ayer mismo tuvo muy mal día y como además se acercan unas fechas muy nostálgicas...
    Me encanta que te caliente las manos, eso se lo hago yo a mis hijos, y a mí me encantaba ir a verlos nadar(durante años, toda una hora de pie porque esa piscina no tenía cafetería ni sillas,jejejej).
    Yo creo que acompañar a los hijos es tan genial que no hay dinero que lo pague.
    Enhorabuena por tener una mami tan genial y seguro que tú también serás una madre estupenda.
    Besitos guapa, me ha encnatado leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como con un poco más de tiempo vuelve a ser la que era. Necesita su tiempo de duelo. Un besote

      Eliminar
  4. Qué post tan bonito, guapa!! Se nota que tu madre es una persona muy especial y que la quieres mucho. Y gracias a esta entrada nosotros también la querremos. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mujer se hace querer, no creas tu que no. Un besote

      Eliminar
  5. Hola: un homenaje entrañable a tu madre. Se aprecia por tus bonitas palabras que la admiras y la adoras. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo al final, es lo más grande que tengo y lo que más quiero.

      Eliminar
  6. Qué entrada tan bonita!! Hasta me he emocionado! Tienes una relación preciosa con tu madre, que de verdad, parece una mujer espectacular.
    Aunque nos hagamos mayores, seguimos necesitando de ellas, eso no cambiará nunca.
    Un beso enorme!! Y otro para tu mami!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser que necesitamos de ellas porque verdaderamente una madre es alguien muy grande y muy importante en nuestras vidas... me alegro haberte emocionado. Un besote

      Eliminar
  7. No la conozco pero tu madre me cae muy maja por lo que cuentas. Claro que algún fallo tendrá no, no eres objetiva jajaja
    A veces me siento culpable cuando leo estas cosas porque yo no tengo en tanta estima a mis padres. Nos personas maravillosas que me han dado la vida y han hecho multitud de cosas por mí pero cuando pienso en ellos veo más sus defectos. He de cambiar el chip.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como todo el mundo jajajajaja. Lo de abuela terremoto que consiente todo no es una virtud xddd. Debes cambiar el chip, nuestros padres nos han dado la vida y hoy somos lo que somos gracias a ellos. Un besazo

      Eliminar
  8. Que bonita entrada Soñadora! Me ha emocionado. Que bonita relación con tu madre y que palabras le dedicas, espero que las lea ;-)
    Mil besos a ti y a tu madre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento, nadie de mi familia sabe que tengo blog, pero sí que le digo a mi madre TODOS los días de mi vida, todo lo que la quiero. Muchos besos

      Eliminar