miércoles, 7 de septiembre de 2016

LA SUERTE ESTÁ DE MI LADO

Muy buenos días de miércoles a todo el mundo?? Ains yo por un lado deseando que llegue el viernes y estar de vacaciones... por otro no sé si se me va a hacer largo, en cualquier caso, ya estamos en el ecuador de la semana.

Hace unas semanas os dije que el día 30 de agosto tenía cita con el médico rehabilitador para poner fin a la etapa de martirio desde que decidí pasar por el quirófano. Pues bien, eso no era del todo así porque no sé si recordáis cuando os conté que me habían dado el cambio de puesto en la empresa, que me lo dieron un poco con truco porque me ampliaban la jornada a 40 horas pero para cubrirse las espaldas querían que completara las esas horas yendo un día al zulo. Eso de momento estaba estacionado hasta que terminara con la rehabilitación con lo cual el día 30 también era determinante por este motivo... Cuando terminé la rehabilitación le puse un mensaje  a la chica de la empresa que llevaba todo esto para decirle que aún me tenía que ver el médico, que qué hacíamos respecto al zulo, y me dijo que lo correcto era esperar a que el médico me viera y si aún tenía algún tipo de problema para ir al zulo, pues que les llevara un informe médico...

Mi santa madre (que no es santa pero para algo es madre) me dijo: Uy... eso ha sonado a insinuación para que lleves algo y no tengas que volver al zulo... Y yo sí hombre¡¡¡¡¡ ¿Tu crees? Y empezamos a darle vueltas a la idea, de cómo plantearle al médico cómo solucionar este tema. Ya sabéis que el médico no es santo de mi devoción pero bueno, llegó el día, estuve viendo a Sonia, nos leímos todas las revistas Hola que había por allí... Y me tocó entrar. Me preguntó cómo estaba, me estuvo toqueteando el miembro, y yo de repente como que me quedé en blanco y no sabía cómo abordar el tema del zulo y el informe, pero allá que santa madre se enrolló al estilo madre (cual persiana vamos), y se lo planteó, el hombre allí venga a escribir, estuvimos debatiendo qué poner, al final lo que me imprimió fue la historia de toda la odisea de mi rehabilitación... que yo pensé ¿Y esto? Va a servir para algo? Y señores NO me dio el alta, me dijo que me olvidara de mi miembro un tiempo, y que después de Reyes me pasara por allí que me iba a mandar unas sesioncillas para que los fisios pegaran un meneo a mi miembro... Por un lado me pareció un coñazo, por otro me molaba la idea de volver a ver a Sonia, a Vero, a Concha, a Patri...... así que cuando salí se lo conté a Sonia para que lo dejara dicho al día siguiente y me fui.

Al día siguiente volví a mandarle un mensaje a la chica de la empresa para preguntarle si se había incorporado de las vacaciones y decirle que ya tenía el informe y que quería dárselo en mano. Total que me dijo que ya estaba trabajando y que me pasara el viernes (este que ha pasado). Allá que fui y mi santa madre se empeñó en acompañarme... Madrugué como cuando iba a rehabilitación y la táctica fue que iba a ser sincera con ella pero tratando de llorarle un poquito... Total que me recibió, me llevó a una sala, cuando empezamos a hablar llegó el supervisor impresentable del zulo y ella me preguntó te importa que esté presente? y yo dije, a mi no, pero tal cual decidió echarlo y decirle que luego le avisaba y me dijo que tampoco tenía que saber tanto que lo que le iba a contar eran cosas muy personales (sorpresa 1), comentamos el informe, la intervención (se sorprendió porque pensó que la intervención fue a raíz de algún incidente, y no, yo me metí a lo bonzo), y prácticamente al empezar a hablar me dijo que ella ya lo había previsto y que no me preocupara que no iba a volver al zulo (sorpresa 2), y bueno yo a pesar de todo quise explicarme, pues que los turnos del zulo eran complicados, que yo había buscado tanto con la intervención como con el cambio mejorar la calidad de mi vida, que el zulo de eso pues como que no tiene mucho..... Y me dijo que lo entendía y me pidió discrección.



Salimos de allí y fue a hacerle una copia al informe y cuando volvió santa madre se presentó. Me dijo que ya podía decirle a los coordinadores del sitio donde estoy ahora que tenía disponibilidad total, y me fui la mar de contenta. Cuando llegué al trabajo lo comuniqué y me dijeron que ya me dirían algo, de momento sigo con mi horario (esta chica ya me dijo que el cambio a 40 horas no sería de forma inmediata). Yo la verdad es que suelo pensar que todo pasa por un motivo, hasta ahora no le había encontrado la razón a pasar por el quirófano porque a simple vista las mejorías son muy pocas y es cierto que esperábamos más, pero el kit de la cuestión está en que me ha permitido cumplir otro de los objetivos que me propuspara este 2016. 

Por eso hoy me despido con la foto de una pieza de puzzle, porque parece que poco a poco el puzzle de mi vida va encajando todas sus piezas, y las que no han encajado todavía están mucho más cerca...


¿Cómo os he dejado el cuerpo?

10 comentarios:

  1. Me alegra leerte tan positivia, menudo cambio has dado en estos meses! No pareces la misma ni de lejos. Me pregunto ¿de dónde vendrá ese cambio? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sin duda el cambio viene de intentar ver el vaso medio lleno, y de que cuando la justicia divina actúa pues a veces hace que se alineen los planetas. Besos

      Eliminar
  2. ¡Felicidades! Me alegra que las cosas te estén saliendo tan bien. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Alter la verdad es que ahora mismo no me puedo quejar mucho. Un beso

      Eliminar
  3. Enhorabuena! Me alegro mucho de que las cosas estén saliendo como esperabas.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trax! Estoy que casi no me lo creo. Un beso

      Eliminar
  4. Cómo me alegro! Aprovecha la buena racha y disfruta de las cosas buenas, del trabajo guay y de la patita que se va recuperando :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Sí que habrá que aprovechar

      Eliminar