miércoles, 9 de septiembre de 2015

EXPERIENCIA EN IRLANDA (II): EL DÍA A DÍA

En la entrada anterior me había quedado perfilando mi perfil en la página web. He de decir, que a mí me resultó de gran ayuda a nivel informativo y explicativo: deja claro que una aupair NO es una criada ni una chica de la limpieza, debe ser integrada en la familia, disponer de tiempo libre para ir a clases de idiomas si lo desea, y recibir alojamiento y comida gratis. Cada país, tiene una especie de normativa para las aupairs, en el caso de Irlanda, las aupairs trabajan un promedio de 25-35 horas a la semana, reciben un sueldo medio de entre 75-100€ y deben tener dos días libres completos. Sabiendo esto, mi búsqueda se perfiló aún más y fui desechando aquellas familias que a pesar de todo, se pasaban la normativa por el arco del triunfo, buscando una "chica para todo" por sueldos irrisorios y mandándola a vivir a una caravana en el jardín, o diciendo que disponía de sala de estar "propia" para mantener la intimidad (cuando lo que en realidad no querían era integrarla en la familia).

La verdad es que no tardé mucho en encontrar a la familia después de todo, y fueron ellos los que me encontraron a mí. No tenían foto en el perfil pero las condiciones parecían buenas: querían alguien para pasar el verano, que estaría integrada en la familia y cuidaría de sus hijos: una niña de 5, y dos niños de 3 y 2. PERO.... era importante que pudiera estar con ellos hasta finales de septiembre porque estaban esperando OTRO BEBÉ. Vivían en una "town" a las afueras de Dublín, vamos a 20 minutos en bus urbano del centro. Vivían en una zona pero entre la llegada del nuevo bebé y la mía, vendieron su casa y se fueron de alquiler a la que fue mi casa durante cuatro meses: en Blackrock. Si antes tenía cerquita la academia de inglés, en el nuevo pueblo lo tenía a 6 paradas de DART (es como una especie de cercanías-tranvía) Blackrock tenía un par de centros comerciales con tiendas y algunos restaurantes, también tenía playa, no era un pueblo muy grande pero para dar un paseo y despejarte era más que suficientes. En Dun Laogharie iba a clases, (siempre me costó escribirlo) era un pueblecito más grande (con primark y todo). Nos mandamos un montón de e-mails con fotos, y vi que era una familia bastante normal que tenían buen tipo, (por lo que no debían comer muy insano). El hecho de que la madre se llamara Clare fue como una unión del destino. Mis niños eran guapísimos y aunque no me pudo enseñar fotos de la casa nueva por la mudanza antes de mi llegada, hablamos por skype un millón de veces.


Llegué el 4 de julio. Con miedo, nervios e ilusión (todo al mismo tiempo). Clare y los peques me esperaban en el aeropuerto con una pancarta con mi nombre que los niños me habían hecho (y que en ese momento no guardé). Me encontré con una casa de dos plantas bastante grande en una urbanización de casitas llamada "Avoca Park", frente a la casa teníamos una gran roca y una arboleda alrededor de una fuente. Para mí disponía de un dormitorio de matrimonio que sería mi paraíso (en la foto), a la izquierda del pequeño escritorio donde véis el portátil estaba la puerta a la habitación, había una mini estantería con una tele (que nunca vi), un armario inmenso de cuatro puertas que no llegué a llenar, justo enfrente una cama de matrimonio, en el otro lado una mesita de noche y una gran ventana que daba al jardín trasero, y al otro lado, la puerta que veis con un baño completo para mí sola y una claraboya en el techo. Pronto me adapté a las comidas y horarios: tuve la suerte de que me tocó una familia normal que cocinaba bastante bien. Mientras los niños estaban de vacaciones, mi jornada comenzaba sobre las 8:30, desayunabámos, yo vaciaba el lavavajillas, tendía la colada y soliamos hacer alguna actividad como ir al parque. Luego volvíamos para almorzar y por la tarde si el tiempo estaba bueno, venía a casa alguna amiguito de los niños o íbamos a "airfield"una granja que pillaba cerquita de casa y era preciosa, con unos jardines maravillosos y unos animalitos que yo no había visto en mi vida: vacas, ovejas cabras, gallinas, patos..... A veces teníamos suerte y podíamos ver animales que acababan de nacer.



Con el que más tiempo pasaba era con el pequeño (casualidades de la vida se llamaba como el cabrón malagueño), un bebé grande de dos años, que se pasaba el día detrás de mí y al que llegué a querer como a mi hijo: su madre me llegó a decir que cuando hablaba lo entendía mejor que ella, y que me hacía más caso a mí que a ella cuando le reñía o castigaba, era y será siempre mi "irish boyfriend", y siempre tuve una debilidad con él reconocida. Os diré que al principio no fue nada fácil, la niña sobretodo me lo puso muy difícil, y es que yo era la primera aupair. En unas vacaciones a Castle Leslie en el condado de Monaghan, me armaron un pollo bestial una tarde que me quedé con los tres, el problema es que si la mayor arma pollos los otros imitan, así que acabé llorando, porque cuando se lo decía a sus padres los niños lo arreglaban todo con un "sorry Clara", y como que no... Clare me dijo que tal vez aquello no funcionaba, que quizás sus hijos no estaban preparados para tener una aupair que no era mi culpa... Yo no me quería ir, así que finalmente acordamos que nos daríamos un mes haber si las cosas mejoraban y lo hicieron...

Los fines de semana solía pasar el sábado en Dublín. Tenía una prima en la otra punta de Irlanda de aupair (en una granja en el medio de la nada) así que los fines de semana solíamos vernos y hacer turismo por Dublín. Fuimos a la fábrica de Guiness, a la Catedral de St Patrick, de compras al Primark (allí se le llama Penneys) y al Dunnes store.... En la foto? Estoy en la fábrica de Guiness (malísima cerveza por cierto).

TO BE CONTINUED....



26 comentarios:

  1. Muero con lo de la caravana ahahaha

    Dice Ferny que, te pongas como te pongas, eras la chacha a todas luces.

    Lo de querer al niño como a tu hijo lo releerás cuando tengas uno y lo editarás avergonzada muajajaja

    Ahora en serio, qué bien tener una buena familia, porque ya es duro irte sola a un país que no es el tuyo y si encima das con gente aprovechada y sin empatía...

    Collejis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la caravana es que es muy fuerte sabes?? Dile a Ferny que de eso nada, que ya había una chica para limpiar la casa y también hacía mi habitación. Yo ayudaba a recoger la cocina tras las comidas, ponía y quitaba la mesa, recogía el cuarto de los juguetes, vaciaba el lavavajillas y planchaba la rropa de los niños. A veces tendía y recogía la colada (no era tarea mía) porq es una tarea que me ha gustado siempre. Respecto al peque.... pues lo sé ha sido una forma de decir que el vínculo fue muy estrecho...

      Los fines de semana que yo me levantaba más tarde lo primero que hacía era preguntar por mí

      Eliminar
  2. jajajaja ,me ha hecho gracia lo de los animales que nunca habías visto... jaja

    Esperando las siguientes entradas!! Se va poniendo interesante!! =)

    La verdad es que a mí no me gusta nada la cerveza... pero en el único sitio que han conseguido que la tome es en Bélgica... que con tanta variedad era imposible que hubiera alguna que no me gustase.. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, que nunca había visto en vivo... jajajajaja. La cerveza negra es un horror yo si esta mu fresquita y es rubia me la bebo... pero negra??? Puaggg. Mi familia de allí solia beber Heineken osea que imaginate...

      Eliminar
    2. jajaja ya lo sé... pero por eso me hace gracia... jajaja (no te preocupes... de mi novio también me reí cuando pasé por delante de un redil de cabras y se quedó atontao... jaja) Yo es que siempre las he visto en vivo... sí... vivía en una ciudad, pero detrás de mi casa hay vacas, y rebaños de ovejas y cabras... y el tío de mi padre en el su pueblo tiene una granja de cerdos... y otro tío mío tenía gallinas... en fin... jaja

      Eliminar
  3. ay ay clara, uqe siempre me dejas con ganas de más.... Aquí otra a la que tampoco le gusta la cerveza (si no es con limón xD). Me alegro que al final la cosa se arreglase, porque vaya cabronceta la niña.... si es que los críos a veces son demasiado complicados xD.

    Un besazo reinaaa y continua plisssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me lo hizo pasar regular pero luego hasta le pillé el punto.

      Eliminar
  4. Pues me has dejado con ganas de leer más...por favor sigue contando. Yo tengo una amiga que es azafata de vuelo, y aprendió los idiomas que domina, en parte así, trabajando de au pair, y nunca se me olvida como hablaba de cada familia donde ha estado, los llamaba "mi familia" Si das con una buena, supongo que será bonita la experiencia.
    Un besazo cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijiji tranquila que habrá más. Es que sí, son mi familia irlandesa, pero mi familia. Ten en cuenta que en mi caso fueron 4 meses con sus días y sus noches, conviviendo con ellos (además mi familia tampoco pudo ir a verme y aunque hablábamos cada día no es lo mismo). Ellos eran bastante cariñosos y solian achucharme a diario...

      Eliminar
  5. Ayyyyy lo de Clare ha sido lo más.
    Y me pasa como a Irene, me hace gracia lo de los animales, yo me paso la vida entre esos bichos, ahora me siento paleta,jajajaaja.
    Me ha gustado mucho lo que cuentas y me dejas con muchas ganas de más.
    Ayyyy esa niña, que mal lo hacen pasar, y que el niño se llamase como el malagueño es el colmo de todos los males.
    Un besín y quiero seguir leyendo ya la tercera parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer... que no los había visto en directo!! Jajajajaja. Curiosamente, no eran muy de tradiciones irlandesas en cuanto a los nombres de los niños y el de todos tenía su traducción al español.... Imagínate cuando me mandó un mail con fotos para "presentármelos" y yo vi aquel nombre.... me negaba a llamarlo... aunque al final como era mi sombra no tenía otro nombre en la boca jajajajaja

      Eliminar
  6. Hola. ya leo que la experiencia fue fabulosa pese a que la niña te lo puso difícil. Por lo menos tenías una habitación grande para ti... al final se les coge mucho cariño... estoy deseando leer más. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo fue... me lo puso difícil pero finalmente conseguí llegar a ella.... la habitación era un paraíso y agradecía mis ratitos de intimidad. Cuando volví a casa y tuve que volver a dormir en una cama de 90 pensé que me caería jajajajaja

      Eliminar
  7. Tuviste mucha suerte. Está claro que debe de haber muchos que se aprovechen de las condiciones y al final estés ahí como una esclava en condiciones infrahumanas. Jajajaja. Hiciste bien en dejar muy bien asentadas las condiciones. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí que la tuve. En la academia conocí chicas a las que no les hacían de comer y tampoco compraban para ella, yo iba con ellos a todas partes y me lo pagaban (por ej. Si íbamos a un restaurante o a mcdonald aunq fuera, me lo pagaban). La madre cocinaba aceptable y variado (quizás no tan variado como aquí pero sí era variado para ser Irlanda), me sentía integrada y miembro de la familia y no se me hacía pesado el trabajo porque muchos ratos estaba la madre tmb.

      Eliminar
  8. Que importante que te toque una familia "normal" porque yo he oído cada cosa de amigas que fueron el verano a estudiar... Claro que debían de ser familias con bajos recursos que acogían estudiantes para sacarse su dinero, esto de las familias es diferente.
    Me está gustando mucho tu crónica, espero la continuación.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Normalmente" cuando vas de aupair sueles ir a familias de un cierto nivel adquisitivo, más bien tirando a alto. Mucha gente me preguntaba x la crisis en Irlanda... yo no la ví, me movia en un ambiente adquisitivo alto, y las chicas que conocí, igual. Con todo hay gente con dinero muy rata que pretende explotar a sus súbditos

      Eliminar
  9. qué bonitas fotos conservas. en la última sales muy guapa.
    fue un buen criterio lo de fijarte en su tipo para deducir si comían sano o no. porque además en gran bretaña e irlanda, la gastronomía no es su fuerte.
    qué halago que la madre te dijera que habías conectado muy bien con su hijo pequeño. no todo el mundo tiene buena mano con los niños, y ellos son muy listos y saben con quieren estar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chema. Hooombre teniendo en cuenta que para tener 2 años el niño hablaba bastante, y por supuesto todo en inglés, es un halago sí. Aunque al final tenía su propio vocabulario para pedir el chupete, el bibe o su mascota de dormir, que con identificarlo era sencillo... Las conversaciones en las que arreglaba el mundo... al final tmb (el oído se termina habituando)

      Eliminar
  10. Yo tampoco soy del club de la cerveza, la soporto si eso si es una clara, con granizada de limón o con gaseosa, y sólo si hace mucho calor. A los puristas de mis amigos los cervezeros los pongo malos, pero, ¡así es la vida!

    A mí lo único que me echa para atrás del tema au pair (lo de limpiar culos, si lo he hecho por amor -al arte- con mi hermano y mis primos bien lo puedo hacer con otros, que a mí los niños me encantan y no todo va a ser cambiar pañales) es que te toque una familia rancia pero, ¿puedes cambiarte?

    Las fotos muy monas y el nombre del pueblo donde aprendías inglés, plus de dificultad jajajaj. Me interesan estas entradas, ¡seguiré leyendo, a modo de posible preparación!

    Un besito.
    Nínive.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no estás contenta con la familia te puedes cambiar.. pero una vez que estás allí supongo que es más complicado porque estas en una casa y un país que no es tuyo y encima a disgusto (por agencia no tengo ni idea de cómo va)

      Eliminar
  11. Enganchada a tu historia!
    Pues parece que diste con una buena familia, no? Qué experiencia tan bonita!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa!! Fue una experiencia preciosa

      Eliminar
  12. Hola! Te he visto comentar donde Sandry y al ver "Irlanda" en tu post es que no he podido resistir. Me arrepiento siempre de no haberme atrevido a ir de au pair, así que enhorabuena por tu decisión. Cuando has dicho lo de la niña se me ha venido a la cabeza la niña de La que se avecina... es que si me toca una así yo no sé qué haría!
    Estuve 5 días en Dublín y no pudo gustarme más. Aunque te digo una cosa... la cerveza no es malísima, sólo que a ti no te gusta!! :P
    Me quedo por aquí para conocer el resto de la historia
    Un saludoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi Irlanda me encanta, y más después de haber vivido allí. Te parecerá una tontería pero hay una parte de mi que se siente un poquito irlandesa, unida a ese país para siempre.

      Eliminar
    2. La media pinta de Guiness me la bebo....la pinta entera ni de coña xddd

      Eliminar